Drenaje Linfático Manual

Drenaje Linfático Manual

Enfoque

Su objetivo es la estimulación del sistema linfático para favorecer la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos y retención de líquidos.

El Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica de masaje específico que poco o nada tiene que ver con el masaje convencional. Consiste en aplicar suaves maniobras que favorecen la captación y la reabsorción de líquidos y ciertas sustancias para ser evacuados a través del sistema linfático. El DLM se aplica generalmente con una presión muy suave, con maniobras que se adaptan a la consistencia del linfedema.


Aplicaciones del DLM

Es muy eficaz en procesos postquirúrgicos para casos como las cirugías de mano o rodilla y las prótesis de caderas. Y además, se ha demostrado su utilidad en el tratamiento de los siguientes casos:

  • Traumatismos (esguinces, roturas fibrilares, etc.)
  • Patologías vasculares como la insuficiencia venosa leve (piernas cansadas) y las úlceras venosa
  • Elefantiasis
  • Celulitis
  • Edemas traumáticos
  • Complicaciones linfáticas después de la cirugía estética
  • Varices
  • Edemas faciales
  • Edemas y prevención del estrés en el embarazo
  • Edemas de los brazos después de la extirpación mamaria (mastectomía)
  • Presentación de cicatrices, úlceras de decúbito, etc

Métodos de Tratamiento

El Drenaje Linfático Manual es el tratamiento recomendado para cuidar los linfedemas primarios y secundarios. Además de mitigar el dolor, el Drenaje Linfático Manual ayuda a reducir cierto tipo de edemas y favorecer los procesos de cicatrización y recuperación de los tejidos lesionados.

El tratamiento con DLM es una técnica que precisa especialización y un conocimiento profundo de la anatomía y de la fisiología de los sistemas linfático y venoso. Dicha formación es imprescindible para asegurarnos el óptimo resultado de los tratamientos.

¿Necesita un fisioterapeuta? ¡Podemos ayudarle!